Lo que debes saber sobre la tercera parte de la trilogía «Tres metros sobre el cielo»

Revelaron algunos detalles sobre el desenlace de la historia 2 min


5
93 shares, 5 points

Para quienes no lo sabían, Federico Moccia, el autor del libro «Tres metros sobre el cielo», historia que fue llevada posteriormente a la gran pantalla al igual que «Tengo ganas de ti». Publicó la tercera parte que recibe el nombre «Tres veces tú».

 

El romance entre Hache y Babi se robó los corazones de muchas jóvenes que sueñan con un galán tan romántico como Hugo, además, con un estereotipo físico como el suyo.

En la segunda parte, (Tengo ganas de ti), es Ginebra quien se convierte en la protagonista de la vida romántica de «Hache». Logró conquistarlo con su atrevida personalidad, independencia e ingenio.

Cabe destacar que hubo un encuentro entre Hugo y Babi en esta segunda parte, sin embargo, ambos se dieron cuenta de que no sentían lo mismo, algo había cambiado entre ellos. Además Babi estaba comprometida.

Tres veces tú, sería la tercera parte de esta historia de amor, en la que los sentimientos entre Hache y Babi son inolvidables, si no has tenido la oportunidad de leerla, hay un breve adelanto que la Revista Tú publicó.

«En este desenlace transcurrieron seis años, y en ese tiempo, Step ha madurado mucho. Él tiene ahora tiene 29 años, vive felizmente con Gin y montó

una empresa audiovisual. Además, compró la casa soñada de Babi, donde solían ir juntos».

«Por otro lado, Babi se casó con un hombre bien posicionado económicamente que su madre consideraba como el yerno perfecto, pero ella jamás estuvo enamorada de él, por lo que ahora atraviesa una crisis en su matrimonio. Además de todo, ella tiene un gran secreto, y quiere involucrar a Step en este».

Todos los fanáticos de estos personajes esperan con ansias el estreno de la película, y tener la oportunidad de conocer el desenlace de estas historias de amor.

¡Con prisa el estreno!

via GIPHY

 

 


¿TE GUSTA ESTO? ¡¡¡COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS!!!

5
93 shares, 5 points

Dando de qué hablar...