Botines de la Guerra: Daenerys, Drogon y el ataque más espectacular de Juego de Tronos ?? [Foto + Video]

La tercera fue la vencida para Daenerys Targaryen tras su llegada a Westeros en la séptima temporada de Game of Thrones.4 min


10
130 shares, 10 points

ALERTA DE SPOILERS

Después de apoderarse de Highgarden, matar a Olenna Tyrell (Diana Rigg) y saquear las arcas del Reach (Dominio), el ejército de los Lannister volvía a King’s Landing (Desembarco del Rey), con Jaime (Nikolaj Coster-Waldau) a la cabeza. Sin embargo, su paso fue interrumpido por la aparición de un ejército comandado por una reina sobre un dragón.

Jaime había dispuesto que el oro fue fuera enviado con premura a la capital para que Cersei (Lena Headey) salde la deuda de la corona con el Banco de Hierro y de esta forma, ganarse el favor de la institución en tiempos de guerra, aunque Tycho Nestoris (Mark Gatiss) dijo que el banco hubiese preferido un pago por partes para cobrar un mayor interés.

Una vez despedido Randyll Tarly (James Faulkner), a quien Jaime encargó apurar las carretas con el oro, el hermano de Cersei se quedó hablando con Bronn (Jerome Flynn) y Dickon Tarly (Tom Hopper), el hermano de Sam (John Bradley-West), sobre la reciente campaña. Dickon, quien aguantó que Bronn se burlara de su nombre, reconoció que no se sentía cómodo combatiendo contra los Tyrell y sus casas leales – los Tarly le dieron la espalda a su juramento para servir a la corona –, pero su conversación fue interrumpida por Bronn y su experimentado oído. El nuevo Lord de Blackwater había detectado la llegada de unos hombres a caballo.

Cuando los cascos de caballo y los gritos de guerra alertaron a todo el mundo, los generales ordenaron sus filas, con lanzas y escudos adelante, y esperaron el golpe, representado por miles de Dothrakis sedientos de sangre, envalentonados por sus arakhs y por su reina, quien pronto apareció detrás de ellos hasta adelantarlos en el horizonte desde el punto de vista de Jaime Lannister.

Si la imagen de la horda de hombres de Essos, de pechos desnudos y cabellos largos, era aterradora, la de Daenerys sobre el lomo de Drogon superó cualquier pesadilla. El grito del dragón dejó inmóviles a los soldados de Westeros (Poniente), por cuyas cabezas seguramente pasó la necesidad de escapar. Sin embargo, se quedaron en sus lugares, a la espera de lo que tenía que pasar. Entonces, llovió el fuego.

“Dracarys” gritó Daenerys desde las alturas y desde el fondo de su garganta, Drogon exhaló una corriente de fuego que incineró a decenas de hombres en una primera arremetida. Para la segunda, las víctimas ya podían contarse por cientos, entre hombres y caballos de los Lannister. Y en medio de ese caos, los Dothrakis se lanzaron contra los sobrevivientes y si bien muchos dejaron sus vidas ante las murallas de lanzas, muchos más masacraron a la confusa resistencia. El campo había sido bañado en fuego y sangre, tal como ocurrió cuando Aegon el Conquistador arrasó con un ejército del Reach en una batalla que hoy es recordada como el Campo de fuego, la misma que dio comienzo al gobierno de los Targaryen en Westeros. Es decir, Daenerys inició simbólicamente su reinado sobre el corazón de los hombres.

Jaime Lannister, Bronn y Dickon no podían creer lo que ocurría. Sus soldados caían ante Drogon y ante los asesinos Dothrakis. Sus carros ardían y sus esperanzas sucumbían. Desde luego, enfrentaron a los invasores de Essos y mataron a algunos rivales, pero la marea estaba en su contra, sobre todo con Daenerys sobrevolando y gritando una vez más “dracarys”, que traducido del alto valyrio significa “fuegodragón”.

Como la batalla parecía perdida, Jaime al menos pensó que podían matar al dragón con el arma que fabricaron Qyburn (Anton Lesser) y los mejores ingenieros de King’s Landing, pero envió a Bronn a usar la máquina. Como Jaime solo tiene una mano, no podía manipular el artefacto como es debido, aunque sí luchar y matar más Dothrakis.

Bronn corrió hasta la gigantesca ballesta, mató a duras penas a un enemigo que lo persiguió a caballo y amenazó con superarlo, manipuló el arma y disparó, pero falló en su primer intento. La lanza surcó a duras penas a un lado de Drogon y Daenerys. Pero en un segundo intento, el mercenario ascendido a caballero dio en el blanco.

Drogon fue golpeado en un costado y se precipitó desde lo alto, con Daenerys aferrada a su lomo, temiendo Tyrion (Peter Dinklage) y compañía desde lo lejos que su reina golpee el piso. Sin embargo, el dragón se recompuso a tiempo, se paró frente a la ballesta y la quemó en cuestión de segundos. Bronn apenas pudo saltar y salvarse.

Herido, Drogon descendió cerca a un río y Daenerys bajó de su lomo para sacarle la lanza, sin advertir que el enemigo la seguía de cerca. Superado su aturdimiento, Jaime Lannister vio la cabellera entre rubia y blanca de la ‘Madre de dragones’ y cabalgó con una lanza hacia su dirección. Daenerys se había convertido en un blanco fácil, pensaba Jaime, pero desde la distancia, Tyrion seguía la escena y entendía que su hermano mayor tenía los minutos contados. Le decía, “vete, idiota”, sabiendo que Jaime no lo escucharía. Entonces, Drogon advirtió su presencia, convocó el fuego de su interior y disparó, pero el hermano de Cersei fue salvado a duras penas por un hombre que se lanzó desde su caballo, terminando ambos en el río. Desde luego, los caballos de ambos fueron rostizados y desde luego, este misterioso salvador era Bronn.

Nuestro general cuando vio esa guerra

Captain Obvious GIF - Find & Share on GIPHY

Comentarios de Facebook

¿TE GUSTA ESTO? ¡¡¡COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS!!!

10
130 shares, 10 points

¿CUÁL ES TU REACCIÓN A ESTA NOTICIA?

Angry Angry
2
Angry
Cute Cute
2
Cute
Fail Fail
3
Fail
Geeky Geeky
1
Geeky
Lol Lol
3
Lol
Love Love
3
Love
OMG OMG
0
OMG
Win Win
5
Win
WTF WTF
3
WTF

Dando de qué hablar...